domingo, 10 de febrero de 2008

TRANSMISIÓN DEL IMPULSO NERVIOSO

Imprimir
TRANSMISIÓN DEL IMPULSO NERVIOSO:

Las neuronas presentan distinto reparto de aniones y cationes: en el interior hay proteínas cargadas negativamente y ión potasio, mientras que en el exterior existe una alta concentración en iones de calcio y sodio.
La permeabilidad de la membrana es variables y puede haber un pequeño flujo de estos iones. El ión cloro puede entrar para igualar las concentraciones pero tiende a salir para igualar cargas. El desequilibrio de cargas e iones es controlado por la bomba sodio-potasio.
Hay una diferencia de potencial de reposo que mantiene entre el interior y el exterior de la célula. Si el estímulo tiene potencia suficiente para superar un umbral determinado, se produce una excitación de la membrana y se rompe el potencial de reposo y se activa el potencial de acción.
Se abren unos canales sensibles al voltaje que permiten el flujo masivo del sodio del exterior al interior. Estos canales son de naturaleza proteica, que tras un estímulo, modifican su conformación para permitir la entrada masiva de ión sodio.
En la región donde entra sodio se vuelve positiva y el exterior se vuelve negativo; sólo hay flujo de cationes en un punto por lo que la membrana se despolariza en un punto. La entrada de ión sodio no se prolonga en el tiempo, dura unas milésimas de segundo, cerrándose la entrada de este ión.
En este momento se produce la apertura de un canal, saliendo masivamente cargas positivas de ión potasio. Llega un momento que se equilibran las cargas positivas que entran y salen, pero el ión potasio sigue saliendo, teniendo lugar así la repolarización en ese punto; interior negativo y exterior positivo.
En un punto la membrana se ha despolarizado y repolarizado. La despolarización de ese punto provoca la despolarización del punto siguiente y la apertura de un segundo canal. Este proceso se sucede a lo largo de toda la membrana. Así se transmite el estímulo por todo el azón. La conducción es de tipo eléctrico y se basa en la despolarización y repolarización.
Los puntos ya repolarizados no pueden ser activados otra vez instantáneamente porque está actuando la bomba de sodio-potasio. Los axones son largos para que los puntos se recuperen y la transmisión sea más rápida. Es más rápida cuando hay vainas de mielina porque hay menos puntos que recuperar.
Llega el estímulo al botón Terminal del axón; el calcio penetra en los axones y esto produce que las vesículas se aproximan a la membrana y por un proceso de exocitosis expulsan los neurotransmisores que serán captados por los receptores de membrana del elemento postináptico.
Las vesículas una vez vacías regresan al botón donde se rellenan de protones y una vez que se forma el neurotransmisor, éste se introduce en la vesícula a cambio de liberar protones. La neurona vuelve a estar preparada para transmitir el estímulo.
El neurotransmisor se va a degradar, pero a nivel de la neurona se vuelven a sintetizar y se produce un cambio en el neurotransmisor, salen protones y entran sustancias neurotransmisoras.

5 comentarios:

edixon_vb dijo...

esta mierda no sirve pa un hijo de pvt@

MdvL dijo...

gracias me sirvio MUCHISIIIIMOOOO!!!

Judith Vanessa Jojoa Gomez dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Judith Vanessa Jojoa Gomez dijo...

Gracias me ayudoo mucho

Leidy Jhoana dijo...

excelente información.